Blog
La Estimulación Sensorial

En el libro Estimulación (Fernández, 2010) afirma que a partir de las sensaciones y percepciones se van formando los procesos superiores del conocimiento, la inteligencia y el lenguaje.  Viendo, tocando, oliendo y explorando el entorno mediante el movimiento el niño va asimilando experiencias y descubriendo los objetos y sus características, por esta razón es conveniente estimular y ejercitar los sentidos con el fin  de desarrollar todas las potencialidades  del niño.

Existen dos formas de estimulación:

1.- Estimulación unisensorial: Centra la experiencia de estimulación, preferente de uno de los sentidos.

2.- Estimulación multisensorial: Para lograr la integración sensorial se estimula varios sentidos a la vez  de manera multimodal.

La sistematización y control de las sesiones de estimulación sensorial por profesionales del campo de la salud, psicólogos y educadores, permite avanzar de forma correcta y adaptar los ejercicios a las nuevas necesidades que surgen en las sesiones de estimulación, así como apoyar, asesorar y atender a las propuestas que realizan los miembros del entorno, las familias en la mayoría de los casos.

Todos los niños reciben estimulación sensorial de una manera natural. En una vida familiar adecuada, todos recibimos amor y cuidado y, a través del juego y la las canciones infantiles crecemos, nos desarrollamos y maduramos. Desde hace varios años, los programas de estimulación se aplican por decisión de los padres a niños aparentemente sanos, gracias a esta práctica se detectan tempranamente dificultades del desarrollo que pueden ser corregidas con facilidad. Por ejemplo una displasia de cadera detectada en los primeros días de vida, se soluciona con el uso de pañal doble..

El desarrollo de los niños con o sin discapacidades  depende de una multitud de factores entre ellos de una estimulación sensorial específica y  adecuada, dependiendo de las necesidades personales; así,  estimulación sensorial para discapacidad auditiva, visual, cognitiva, y/o  motórica que aporte los estímulos que activan las áreas cerebrales que impulsan el desarrollo.

La estimulación sensorial es la creación y asimilación de una serie de rutinas para alcanzar el  control emocional y corporal proporcionando  al niño seguridad y felicidad, con lo que se facilita futuros aprendizajes, se  amplía la habilidad mental y se desarrollan destrezas conducentes a la autonomía a través del juego libre,  la exploración e imaginación. Es fundamental para favorecer la maduración del sistema nervioso central, aumentando o disminuyendo el nivel de alerta, provocando respuestas motoras normales en franca interacción con el contexto de todos y cada uno.

 

No comments so far!

Leave a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *